jueves, 13 de mayo de 2010


A veces pienso que dentro de un tiempo lo entenderás, que sólo necesitas eso, tiempo, meses, años, quién sabe. Y luego, al segundo siguiente, me doy cuenta que no, que no hay vuelta de hoja, es así y ya está. Cómo va a ser si hasta yo misma carezco de eso: Tiempo y entendimiento, digo. Sólo quería decirte que para mí no eres nada. Será violento para mí mirarte a los ojos y saber que nos debemos tantas cosas y saber que no seré capaz de negartelas. Sólo quería decirte que para mí ya no eres nada, o eso quiero creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada