miércoles, 19 de mayo de 2010


Me llaman loca porque no entienden que vivo simplemente por el placer de vivir, porque no entienden que entienda que el dolor es un post-it que nos pone la vida en la nevera para recordarme que estoy viva. Me llaman loca porque amo simplemente por el placer de amar, porque guardo bajo la almohada los buenos momentos para cuando se vayan. Me llaman loca porque guardo bajo la manga el As de improvisar, porque doblo la esquina cuando quiero ir recto. Porque cambio el rumbo a mi antojo, porque he creao un mundo propio, solo importa lo que me apetece, lo que siento. Me llaman incluso inmadura cuando no hago caso a la sensatez porque vivo impulsada por el instinto, como el animal que nace libre e inexperto, como la flor que crece entre la mala hierba... libre y salvaje. Porque fotografio las almas sin camaras de fotos. Me llaman descarada porque actuo como los borrachos y los niños porque digo siempre la verdad y no callo la mentira. Porque solo doy besos cuando me apetece, porque no le hago caso al protocolo, porque vivo la vida a mi manera. Porque regalo puestas de sol y campos de margaritas. Porque vivo a flor de piel . Me llaman loca porque tengo el alma tatuada y el corazón bordado como quien aprende a coser por primera vez. Loca por ver lo inadvertido y encontrar el rayo de luz hasta en el pozo mas oscuro. Loca por volcar el cielo y contar estrellas. Loca por tener la certeza de que vivir es de las mayores aventuras. Loca por tener alas y volar a ras de suelo sin perder altura. Loca porque ando vestida con la desnudez del alma. Porque regalo el corazón a quien quiero. Loca por tener la libertad de si quiero estar o no cuerda. Me llaman loca... y me encanta serlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada