jueves, 13 de mayo de 2010


Son de esas ocasiones que no sabes que pensar ni que decir, pues te dejan tan aturdida que te aferras a lo poco que tienes, y acabas dudando de ti misma. ¿Bajamos la guardia? ¿O no...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada