jueves, 13 de mayo de 2010


Es verdad que no me lo esperaba pero me merecía una explicación, y lo que más me molestó fue que no fuiste capaz de decirme nada, simplemente vi como de un día a otro te olvidaste de mi y nunca llegaste a decirme por qué. Y sabes habría bastado con un: " ahora me apetece pasar de ti". Pero tú no me dijiste nada, no me diste ni una sola explicación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada