miércoles, 9 de noviembre de 2011

Nadie podrá sustituir lo que hemos vivido, nunca. Ninguna persona sería capaz de vivir los mismo momentos que hemos pasado tú y yo. Es imposible reemplazar nuestra historia. Es única, mágica, especial. Y aunque algún día se acabe, y tenga que escribir un capítulo nuevo en mi vida, jamás borraré el nuestro. Por mucho que duela y lo necesite, por mucho que quiera. Siempre estarás en mi, en mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada