miércoles, 9 de noviembre de 2011

Hoy me he dado cuenta que ya no sonries como antes. Ya no pareces tan feliz como antaño, donde todas las mañanas cuando te miraba me dedicabas una sonrisa. Como durante todos esos días que nos hemos escapado juntos para disfrutar un poco de la soledad. ¿Qué pasa, ya no recuerdas los besos perdidos? ¿Las risas olvidadas? Yo los recuerdo, e intento no olvidarlos, me gusta saber que están ahí, que son reales, que siempre han estado y que siempre estarán. Me gusta saberlo, me encanta poder decir a la gente: ''¡Hoy he soñado con él!'' ''Hoy le he visto sonreír...'' Me gusta poder gritar a los cuatro vientos que te amo, que no pasa día en el que no me acuerde de ti. Que eres lo mejor que tengo, lo mejor que tendré y la persona a la que más querré. Me gustaría que algún día leyeses esto y te dieses cuenta de que no todo es como tu piensas. De que sí que me acuerdo de ti. De que todavía creo en los cuentos de hadas y que todavía espero tu llamada. Acuérdate de todos los momentos que hemos vivido y de los que nos quedan por vivir, serán maravillosos, lo sé, serán preciosos, también lo sé. ¿Qué no los olvidaremos? Siempre lo he sabido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada