martes, 27 de septiembre de 2011

Ahora sé que eres tú el destino de mi suerte. No quiero a ningún otro, a ningún nadie, solo a ti.
No sé cómo puedo llegar a quererte tanto, a necesitarte tanto, a añorarte tanto. Será por tu sonrisa, por tus ojos, por todo lo que tienes que me hace sentirme tan bien..
No entiendo como una persona insignificante tal vez para el mundo, puede llegar a ser mi vida entera.
¿Quieres que te diga algo? La vida solo se vive una vez, y yo quiero vivirla contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada