sábado, 5 de junio de 2010


Aparecistes un dia con tu preciosa sonrisa, hicistes que confiara en tí.
Una hora de las tantas que pasamos juntos , dijistes que ya no me querias...
y con el corazón desplomado quisé acabar con mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada